OZONOTERAPIA EN BARCELONA

¿Qué es la ozonoterapia?

El ozono (O3) es un gas que se encuentra de forma natural en la atmósfera. Es una forma alotrópica del Oxígeno, y se le conoce prinipalmente por el papel que desarrolla en el equilibrio ecológico de la tierra, ya que absorve la mayor parte de las radiaciones ultravioletas provenientes del sol, impidiendo a estas alcanzar directamente la superficie terrestre.

Al uso oxígeno-ozono, con fines medicos se le conoce como Ozonoterapia y como tal se ha venido utilizando desde principios del siglo pasado con fines terapéuticos y sus efectos han sido objeto de numerosos estudios y experimentos.

En España se utiliza desde los años 90 y como no podía ser de otra manera su uso va en aumento.

La Ozonoterapia, se utiliza cada vez más en Europa, particularmente en Italia, Alemania y Suiza. Se han creado numerosas sociedades dedicadas a este tratamiento, así como Cátedras en varias Universidades italianas. En España se utiliza desde los años 90 y, dado el éxito de los tratamientos, su uso va en aumento.

El Ozono es considerado un farmaco, que posee una molecula definida y un rango de indicaciones definidas. A diferencia de otros fármacos, se prepara en el lugar y el momento de la aplicación por tener una estabilidad y una vida limitada.

En el campo médico el Ozono es utilizado en una mezcla con el oxígeno, y una larga experiencia clínica indica la inexistencia de efectos secundarios, además de no causar reacciones alérgicas de ningun tipo, si dicho tratamiento se efectúa correctamente siguiendo los protocolos marcados.

Efectos biológicos del ozono

Básicamente, el ozono a nivel del organismo humano tiene los siguientes efectos:

  • Tiene efecto Bactericida (el ozono es un agente capaz de matar a las bacterias)

    Esta propiedad es bien conocida desde principios de siglo, cuando se empezó a usar para el tratamiento de agua y actualmente también se aplica para tratar ambientes. Su aplicación como bactericida sobre el organismo humano, la ozonoterapia, tiene ventajas respecto a otros bactericidas porque es efectivo incluso con muy bajas concentraciones de ozono.

  • Activador del metabolismo celular (Mejora la circulación)

    Activa el metabolismo del glóbulo rojo, de modo que transporta más oxígeno a las células, mejorando la función celular y la circulación en general.

  • Modula el sistema autoinmune (aumenta las defensas)

    El ozono incrementa la proliferación y actividad de células del sistema inmune, que permite aumentar las defensas del organismo, tanto frente agresiones externas (bacterias, virus y hongos), como las internas, dentro de las que se encuentran la degeneración de células de las enfermedades autoinmunes. Por eso se considera que la ozonoterapia tiene efectos inmunomoduladores.

  • Regula la capacidad antioxidativa del sistema biológico (retarda los procesos de envejecimiento celular).

    Muchas enfermedades y trastornos están asociadas al estrés oxidativo, que es el resultado del desbalance entre prooxidantes y antioxidantes, a favor de los primeros, que generan los llamados radicales libres. La introducción del ozono en pequeñas cantidades es capaz de estimular diversos sistemas antioxidantes. La ozonoterapia genera un efecto estimulante de los sistemas de defensa que son capaces de frenar la generación de especies oxidativas dañinas para el organismo. Esta propiedad es la que hace que sea efectivo en patologías como la artritis reumatoide.

  • Tiene efecto Antiinflamatorio y Analgésico (reduce el dolor)

    La ozonoterapia tiene un potente efecto antiinflamatorio, sin los efectos secundarios de las medicaciones, y un efecto analgésico inmediato que se mantiene en el tiempo.